Danitza Cisterna, pintora


Danitza tiene 16 años, es estudiante del Colegio Larapinta y una talentosa pintora. De hecho, sus pinturas están expuestas en la oficina del Director. Hoy se encuentra abocada  a trabajar montando su primera  exposición.

Desde pequeña le gustó el Arte.  “Siempre miraba los cuadros pero lo veía como algo lejano, algo que jamás lograría hacer”. 
“Un día en el colegio nos pidieron óleo y yo no sabía lo que era, lo ocupé y lo que hice me quedó horrible. Es así que guardé el óleo por mucho tiempo. Mi pieza era blanca entera y no tenía nada que llamara la atención. Un día me acordé del óleo que tenía guardado, lo saqué y pinté un mural en mi pieza con muchos colores En ese momento sentí que me desahogué y la pintura me llenó en todos los sentidos”.

 -¿Que buscas expresar en tus pinturas?

Trato de expresar mis sentimientos o parte de mis experiencias de vida en cada pintura.
Todos los cuadros son diferentes. Me gustan las pinturas menos explícitas, me gusta mezclar el realismo con el arte abstracto. Lo lindo del Arte es precisamente la subjetividad, que todos vean la pintura y cada quién interprete lo que quiera. 

-¿Qué corriente artística es la que más te gusta?
No me gusta clasificar el arte dentro de un estilo. Sin embargo, me identifico con el “Arte Bruto” o arte marginal que nace en Francia. Me llama la atención porque es el arte que logran las personas con algún trastorno mental, que no están teñidos por ninguna técnica. Para mí el arte ocurre cuando uno aprende a soñar y eso se logra ver en el arte bruto.
 
-¿Que pintores son tus referentes?
Me gusta mucho la pintura de Dalí. Además me gusta Jean Dubufet quien  comenzó con el arte bruto, y una escultora que se llama Judith Scott, que es una mujer con Síndrome de Down que hace esculturas.
 
-¿Como ves tu futuro? ¿Lo ves relacionado con el Arte?
Sí. Desde que lo  descubrí, supe que esto era para toda la vida. Yo camino y veo los colores, las pinturas. En todas las cosas hay Arte…
 
-¿Cómo sientes el apoyo del colegio?
El colegio me ha apoyado mucho, yo siempre le mostraba mis trabajos a mis amigas y familia pero a nadie más. El profesor Gamal se dio cuenta que pintaba y cuando hice mi primer cuadro acá les gustó y desde ahí me empezaron a apoyar. El director me puso en contacto con Eduardo Vera Lastra, pintor y él me ofreció apoyo. Siempre quieren ver mis cuadros, el Director los tiene en su oficina y eso me incentiva a seguir. 

Aprendí a mostrar mis trabajos, porque en un principio no me gustaba porque hablaban de mi historia. Ahora entendí que el Arte está para mostrarlo y acepté que con eso me ven un poco a mí misma.
 
-¿Cuál es tu sueño?
Quiero seguir pintando, dedicarme a esto, aprender más, que mi arte se expanda, que lo conozcan y que  cada vez pueda descubrirme a mi misma a través del arte.