“Estar en el colegio fue una muy linda experiencia”



Desde que Valeria era pequeñita le gustaba mirar el cielo. “Me llamaban mucho la atención las estrellas, la luna y todos los astros que componen el cielo nocturno”. Quería entender cómo se habían creado, de que estaban compuestas, si había vida en ellas, cómo generan luz. “Tantas cosas”, recuerda.

 

Hoy Valeria es  una destacada Investigadora del Observatorio Astronómico Nacional que se hizo muy conocida por su participación en enero en la conferencia de divulgación científica organizada por la Sociedad Chilena de Astronomía.

 

Ex alumna del Colegio Emprender Puente Alto y del Colegio Obispo Alvear, Valeria primero quiso ser profesora. “Me parecía muy linda la labor de enseñar. Luego, cuando tenía cerca de 10 años,  tuvimos una feria de Ciencia donde teníamos que presentar algún experimento o área que llamase nuestra atención. Yo decidí hablar de Astronomía, pues justo ese año se eligió a la astrónoma María Teresa Ruiz como Premio Nacional de Ciencias Exactas por el descubrimiento de una estrella muy particular, una enana café (una estrella con tan poca masa que no puede brillar y, por lo tanto, es muy difícil de observar).  De allí en adelante me empecé a interesar por la ciencia y  cambié mis sueños hacia la Astronomía”.

 

-En una entrevista en  mencionaste que en el Observatorio ALMA están estudiando las etapas pasadas del universo. Qué interesante. ¿Nos puedes explicar más?

Toda la luz o radiación que llega desde el universo hasta nosotros ha tenido que recorrer un largo camino que ha demorado muchísimos tiempo en alcanzar la Tierra, por lo que mirando el cielo vemos el pasado. Por ejemplo la luz del sol, que está muy cerca de la Tierra comparado a otras estrellas llega 8 minutos después de que se produzca, por lo que vemos el sol como fue 8 minutos atrás.

 

Particularmente ALMA nos permite ver objetos en el universo que se encuentran muy fríos y que por ello no emiten luz que nuestros ojos puedan ver, como polvo y gas. Estudiando estos elementos fríos podemos aprender muchas cosas del universo como que tan viejo es, como nacen las estrellas y planetas, o como se originó la vida.

 

-¿Cuál era tu ramo favorito en el colegio?

Me gustaba mucho Matemáticas. Poder plantear utilizando números y letras diversos problemas, o  encontrar sus respuestas me parecía muy entretenido. También me llamaba la atención entender las relaciones de las figuras geométricas y como las podíamos utilizar a construir objetos o apreciar en que formas están presentes en la naturaleza.

 

 

-¿Cómo fue tu experiencia en el colegio Emprender?

Fue una muy linda experiencia. Conocí a muchos amigos que me acompañan hasta el día de hoy, muchos profesores y profesoras que querían mucho su trabajo y que eran muy dedicados a pesar de las dificultades del aula. Muchos talleres muy entretenidos y muchas actividades extra programáticas que me ayudaron a crecer como persona.

 

 

-¿De qué manera el colegio  te ayudó a abrir las alas tanto en lo  profesional como en lo humano?

Tuve grandes profesores, muy preocupados que me motivaban a aprender.  Planifican actividades distintas, muchas veces con más imaginación que recursos, que lograban mantener viva la curiosidad. Además, me apoyaron para participar de otras actividades que coincidan con el horario escolar, dándome todas las facilidades posibles.

 

¿Qué consejos les darías  a los cientos de niños que estudian en los colegios Emprender para que cumplan sus sueños?

Que siempre tengan presente que todos sus sueños, por difícil que parezcan son posibles de lograr. Hay que poner mucho esfuerzo y dedicación, aprovechando todas las oportunidades para lograrlo. Por ello en esta etapa de sus vidas, la mejor oportunidad que pueden aprovechar es educarse.

 

En el colegio puede haber ramos que no nos gusten o que nos cuesten más, pero es importante aprender de todo.

 

Sean estudiantes participativos, pregunten todas sus dudas, pidan que repitan lo que no entendieron, propongan nuevas ideas de cómo hacer más entretenidas sus clases.  Por último disfruten sus recreos, jueguen, practiquen deportes, conversen con sus amigos, ser niños es una de las etapas más bonita de la vida y hay que disfrutarla al máximo.