“El universo se encarga de que tus sueños se hagan realidad”




Carla es Ingeniera Agronómica con mención en Enología en la U de Chile. Hoy es Enóloga y facilitadora de excelencia operativa en la destacada  Viña Montgras.  “Mi vida laboral ha sido muy entretenida, me he desarrollado en el mundo del vino desde al año 2009, participando en varias vendimias en diferentes viñas en Chile.

El año 2014 fue a la vendimia a USA en “Quintessa” en Napa Valley, California, donde trabajó en la vinificación de vinos tintos de alta calidad.  En el 2015, en tanto,  fue a hacer un largo viaje por Nueva Zelanda, donde se desempeñó en diversos trabajos en el área agrícola y participó en la vendimia 2016 en “Delegat”, un gigante de la industria en ese país. “Nunca aprendes tanto como viajando”, destaca contenta.

“De niña siempre supe que lo mío iba por el lado de las ciencias… Me gustaba hacer experimentos, me encantaba conocer acerca de las plantas, las flores, los insectos y todo lo que tuviera que ver con la naturaleza. Me gustaba mucho descubrir cosas y jugar a que buscaba tesoros haciendo mapas con pistas, coleccionando hojas para experimentos", recuerda.

Pero Carla tenía varios sueños “quería ser muchas cosas; desde astrónoma, doctora, veterinaria, arqueóloga, fotógrafa y hasta investigadora de la naturaleza. Mis sueños de niña era ser una exploradora, ayudar a salvar el planeta y viajar por el mundo”.

-¿Cómo fue tu experiencia en el Colegio Emprender Obispo Alvear?

Mi experiencia fue maravillosa. Cuando mis padres decidieron cambiarme desde mi anterior colegio al colegio Emprender yo estaba muy enojada y triste por dejar a mis amigos, pero al poco tiempo ya había hecho nuevos y estaba muy feliz, sobre todo porque con mis amigos del antiguo colegio seguíamos estando en contacto, entonces tenía más amigos y eso era bueno.

-¿Qué recuerdos son los más lindos que tienes del colegio?

De los mejores recuerdos que tengo podría destacar a los profesores, todos muy cariñosos y cercanos con gran vocación, incluso hoy en día aún mantengo contacto con varios…fueron personas muy importantes en mi formación.

Otra cosa que destaco y que a menudo conversamos con mis ex compañeros Emprender es la “lectura silenciosa”. Creo que el colegio Emprender fue un pionero en esto. Recuerdo que ningún otro colegio lo hacía y ahora que miro hacia atrás considero que es una actividad muy importante para fomentar el gusto por la lectura y la cultura en general. Espero que aún lo sigan haciendo.

-¿De qué manera el colegio te ayudó a abrir las alas tanto en lo profesional como en lo humano?

Creo que el colegio jugó un rol importante en mi desarrollo personal. Siempre fui tratada con amor y comprensión, inculcándome valores como el compañerismo, amistad, respeto y lealtad.

Estos valores han estado siempre presentes en mi vida y trato de mantenerlos firme por donde camine, esto tanto en mi ambiente familiar, laboral y social. Creo que es muy importante llevar consigo estos valores para triunfar en la vida y ser una persona completa e integra y esto es gracias a mi formación escolar y, por su puesto, a mis padres.

-¿Cómo fue tu vida universitaria?

Pasar del colegio a la universidad fue muy chocante en un principio. A diferencia de lo que pasaba en el colegio, en la universidad todos veníamos de diferentes comunas, distintas realidades. Era una selva, todos distintos, cada uno con diferentes ideas, realidades que muchas veces estaban lejos de nosotros… Había de todo. Pero, luego del impacto inicial, hubo que crecer, aprender a conocer a otros y tratar de relacionarse con la nueva modalidad de estudiar. Ya estás en la universidad, ahora tu eres responsable de ti y todo lo que pase a tu alrededor, de tus horarios, de tus ramos, de tomar la micro correcta, de llegar a la hora. Es un mundo completamente diferente al cual hay que adaptarse rapidito.

Luego de eso vino la etapa de disfrutar del cambio: las nuevas amistades, comenzar a desarrollar las competencias necesarias para el futuro, enamorarme de mi carrera y, sobre todo, de mi especialidad.

-¿Qué herramientas sientes que te dio el colegio para llegar a trabajar en este importante trabajo?

Ha sido muy lindo llegar a trabajar a MontGras luego de haber recorrido tanto camino. La sensación es casi como volver a casa después de un largo viaje. Sin lugar a dudas, el colegio me dio las herramientas necesarias para enfrentar este desafío con responsabilidad y mucho cariño.

 -¿Qué les dirías a los cientos de niños que estudian en los colegios Emprender para ayudarlos a cumplir sus sueños?

Les diría que se enfoquen en ellos, finalmente lo que uno atrae es lo que recibe. Les diría que pueden alcanzar todos sus sueños, siempre y cuando los visualicen. De todo corazón me gustaría decirles que miren mas lejos, que traten de buscar que hay más allá de lo que sus ojos ven, que exploren, que descubran cosas, que viajen y conozcan otras culturas.

Pienso que una de las cosas más importante a la hora de cumplir sus sueños es caminar por la vida en armonía con el entorno, respetando a las personas, cuidando la naturaleza, siendo amables con los que los rodean, actuando de buena fe y siempre buscando hacer el bien. Porque como dije en un principio: El universo se encarga de que tus sueños se hagan realidad si trabajas con amor y convicción en ellos.